Expedición a la Tierra del Sol Poniente

Diario de viaje 2013

06
Jul

Las personas que queremos


Escrito por Cristóbal Núñez Rodríguez

Tras poco más de tres horas llegamos de nuevo al Centro de Formación Continua de la Academia de Educación y Formación de Souss Massa Drâa, en Agadir. El mismo lugar donde comenzó esta aventura en Marruecos y el mismo lugar donde pasado mañana daremos por concluida nuestra propuesta formativa de África Andando.

Como les decía ha sido un día de esos que cansan por estar tanto tiempo seguido sentado en un vehículo, pero bueno, hay que reconocer que fue toda una oportunidad para atravesar paisajes extraordinarios rodeados de arganes, y pasando junto a pueblos como Tamanar o la nueva zona turística cercana a Agadir conocida como Taghazoute. Además en las guaguas se aprovecha para dinamizar algo de debate sobre cosas de Canarias, cosas de Marruecos… un poco de política, pero nada fuera de control y siempre con el ánimo de aprender.

Llegamos y de nuevo descargar guaguas, repartir habitaciones, guardar las tiendas… todo recompensado con un buen almuerzo y un rato en la playa de Agadir. Agadir es hoy un destino turístico de sol y playa muy importante, con una inmensa playa con buenos accesos y mucha vigilancia. Turistas y locales comparten espacio y nuestros expedicionarios han aprovechado para tener un poco de tiempo libre y estar juntos… Ya han empezado a entrar en esa difícil fase que es la de la despedida.


Lara explica la dinámica del juego


Con Sinead dibujamos el contorno de una persona

A nuestro regreso al campamento y después de las duchas hicimos algunos juegos rápidos de distensión y nos centramos en una dinámica muy interesante: La persona que queremos. Se trata de dividir a los chicos en pequeños grupos facilitándoles papel kraft y rotuladores. Sobre el papel debían dibujar la silueta de una persona, usando a un expedicionario a modo de molde y después añadir palabras que definan a la persona que entendieran sería la ideal.

Los grupos se pusieron a discutir y consensuar, y poco a poco fueron saliendo conceptos como sinceridad, solidaridad, honestidad, inteligencia, tolerancia, respeto, animosidad, servicio a los demás, generosidad, comprensión, cuidar el medio ambiente, amistad, etc.

Cuando cada grupo empieza a describir mostrando su “persona ideal” comienzan a darse cuenta que todos los grupos coinciden en prácticamente los mismos conceptos, es decir, independientemente de la cultura, de los ideales, del nivel de renta, de la religión o del idioma, todos sabemos cómo debería ser una persona ideal. Una vez más se dan cuenta de que las diferencias son más superficiales de lo que muchas veces pensamos todos.


Construyendo nuestra persona ideal

Y poco más tengo para contarles hoy, un día en el que comenzamos a preparar el final de esta exitosa edición de África Andando. Hemos preparado ya los diplomas que vamos a entregarles a los chicos, confirmado las personas que asistirán al acto de clausura donde además proyectaremos una selección de fotos de esta expedición y organizado una fiesta de despedida para mañana por la noche, la última de la Expedición a la Tierra del Sol Poniente.

Mañana por la mañana volveremos a la ciudad de Agadir y visitaremos una asociación que trabaja con niños en situación de riesgo de exclusión, donde por fin haremos entrega del material escolar que los expedicionarios canarios trajeron desde España.

Un día más, me despido desde Marruecos con África Andando, un día más, orgulloso de estos chicos que en poco más de dos semanas han madurado en muchos aspectos. Como siempre me llevaré un trocito de cada uno conmigo.

Buenas noches, desde Agadir.

 






La experiencia que cambiará tu vida para siempre